lunes, 24 de agosto de 2009

Escuela en Jardines de Pando

En el centro de Jardines de Pando (pequeña localidad 3 km. al norte de Pando) la Intendencia ha dejado un espacio público de varias hectáreas. En el lugar más destacado, donde remata la avenida central, se encuentra el terreno para la escuela.
El predio es muy amplio, por lo que se planteó un partido lineal en una planta para permitir la máxima vinculación con el espacio exterior. Sin embargo, queríamos enriquecer el partido lineal generando un espacio central. Es así que el proyecto se conforma con 2 cintas que se entrecruzan, generando el espacio de reunión de toda la comunidad educativa: el hall y el comedor. La banda hacia el acceso está 50 cms por encima de la otra, lo que genera que el hall y el comedor están en un mismo espacio separados apenas por 4 escalones y por una raja en el techo que deja entrar el sol por las mañanas.
Las 2 cintas generan 4 espacios exteriores diferentes: hacia la avenida el acceso cóncavo que recibe al barrio; al norte el patio preescolar con un pequeño anfiteatro; al este el patio principal y al sur el de servicio.
Las cintas son revocadas, con parasoles verticales prefabricados de hormigón al oeste. El volumen vertical del tanque de agua se reviste de cerámica naranja y genera un contrapunto con la horizontalidad predominante, señalando la escuela y su importancia como único equipamiento público de Jardines de Pando.
Desde el punto de vista de la sostenibilidad, la escuela cuenta con quinta orgánica para producir parte de la comida y las aguas servidas se evacúan en un wet-land.


Equipo de Proyecto: Arq. Pedro Barrán, Rodrigo Mediza.
Coordinador de Proyectos: Arq. Carlos Sityá.
Agrimensor: Ing. Agr. Manuel Ruétalo
Estructura: Ing. Rolando Trucco
Sanitaria: Arq. Ana Rodrigo
Eléctrico: Ing. Gustavo Fernández
Aluminio: Lindolfo Señorale
Metrajista: Arq. Diana Spatakis


6 comentarios:

Javier Aguilera dijo...

Para no aburrir con elogios, hagamé el favor llévese arquitecto un palo, para que tenga

- Considerando todo el volumen, las cintas lucen un poquito pegoteadas, dan ganas de que se estrellaran de una forma un poco más violenta como los tiempos que corren, o de aplicarles un nudo bien cinchado en el medio para que sufran un poco, que no sean tan chotas, anímese con un tanque bien torcido saliendo como un alien del hall comunitario!, rompiendo la cubierta en un gesto bruto como choque de tren y desparramando pequeñas claraboyas de formas pinchudas por los techos, a los infantos les encantaría!!!! El que le puso no contrapuntea mucho que digamos, no ha considerado retirarlo?

Jaja! lo bueno de la crítica es que hablar es gratis, demás Peter!, va a quedar espectacular!

peter pank dijo...

Lo que pasa es que no es el “choque” de 3 volumenes (o un collage), sino más bien 2 bandas similares formando un sistema coherente, consistente. En el espacio central se mezclan, (los escalones responden a una y la raja del techo a la otra), no se “chocan”.
Jajaja Tu crítica es bienvenida porque viene con cariño y aparte me hace pensar! Será que se acabó el rocknroll de la adolescencia y dio paso a la pareja estable??? jajaajaj

Pedro Giudice Yañez dijo...

no le des bola al coco!
está buenísimo! la rompieron.
y gracias por acerlo público, por compartirlo y por enterarnos que en definitiva es obra pública. doble gracias y paro de mamaderear.
coco, me encantan tus acelgas.

Servicios GIS dijo...

Bastante informativo ... Gracias por compartir buen puesto ..
recuerdos

análisis espacial SIG

Javier Aguilera dijo...

Gracias Pedro, la verdad es que estamos orgullosos, te cuento que cada hoja rinde 6 o 7 pascualinas o 239 - 240 canelones cada una, y con los tallos secos me hago los tales asados sin tener que comprar leña, su sombra además, nos vino como anillo al dedo para colocar nuestras amahacas paraguayas.
No pierdas la ocasión de iniciarte en la huerta orgánica, mata!!, y es parte imprescindible de todo proyecto que considere a la ecología algo más que una zanata políticamente correcta.

Javier Aguilera dijo...

Je, claro, todo muy sistemático, coherente, consistente, mezclado, cuidado no chocar! Y después estamos a las piñas en el recreo!
Modestamente creo que la arquitectura escolar debería dar cabida en su expresión a todo lo perverso que hay tras una túnica y una moña, para que no anden canalizando para cualquier lado, convertir es maldad en un horror escénico estimulante ché!
Volvé Piranesi!!!