miércoles, 2 de diciembre de 2009

De la luz de Valizas a la sustentabilidad

Hay un debate entre vecinos de Valizas sobre si deben poner luces en las calles o no. (por si alguien es extranjero, parte del encanto de Valizas es que es un pueblo de pescadores muy rústico. Por otro lado hay vecinos que sienten que habrá más seguridad con alumbrado público.)
Ahora escucho en la radio que una jueza le está exigiendo a la Intendencia y a la Dirección Nacional de Medio Ambiente que realicen un estudio de impacto ambiental por el alumbrado en las calles. Eh?? Impacto social sí, porque es un tema que ha dividido a los vecinos, pero impacto en el ecosistema no creo, no?
Pero esa tensión entre el “progreso” y la conservación de la situación actual me recordó una conferencia de Rem Koolhaas en Harvard que leí. El provocador arquitecto no es reconocido por su adhesión a la sustentabilidad, y sin embargo lo invitaron a hablar en un congreso sobre Urbanismo Ecológico.
Koolhaas sostuvo que hay 2 vías de pensamiento sobre la sustentabilidad: una progresista y una apocalíptica. La progresista tendría origen en la Ilustración, cuando “la interacción (entre humanidad y naturaleza) pareciera funcionar para ambas. Quizás el resultado final de esta muy razonable manera de pensar en nuestra civilización sea la planta de energía nuclear. Pero también hay otra vía muy diferente en nuestra cultura. No es una narrativa del progreso lineal y razonable, sino una narrativa de desastres y tensiones fundamentales entre la naturaleza y la humanidad. Muestra a la naturaleza como un castigo a la humanidad, y a veces al revés. Esa narrativa, como la veamos (religiosa o de otra manera) es fundamentalmente anti-moderna, e insiste en expectativas apocalípticas… Las dos ideologías leen los mismos fenómenos en términos contradictorios: una como una línea razonable, la otra como una línea de manipulación desastrosa y equivocación. La confusión actual está generada por la tensión entre esas 2 líneas.”
Luego sostuvo que “en el período entre 1965 y el 75 había una increíble habilidad para tomar en serio condiciones difíciles, para encarar climas diferentes y la cuestión de la energía seriamente y combinar el “diseño” y la “ciencia.””
Puso varios ejemplos, entre otros Buckminster Fuller combinando naturaleza y redes de infraestructura, proponiendo volcar la ingeniería militar para resolver otros temas, planteando conectar redes energéticas a través del Polo Norte para mejorar la eficiencia del sistema, etc…
Pero actualmente, según él, “tenemos todas estas imágenes de edificios de performance incorrecta, pero nuestras respuestas no son muy profundas. Vergonzosamente, hemos igualado responsabilidad con poner verde en los edificios, literalmente.” Para él, estos problemas deben abordarse con una combinación de política e ingeniería, como los ejemplos de Fuller.

En mi opinión (que no vale nada porque no sé nada de estos temas), el discurso ecológico (el apocalíptico para Koolhaas), se está convirtiendo en un dogma… Así que inevitablemente desconfío. Pero de todas maneras tampoco tengo tan claro que la solución sea la de Koolhaas, o sea más infraestructura, más progreso, más modernidad… Y sobre Valizas, ni idea.
Para leer la conferencia, para verla en video (ambos en inglés)

1 comentario:

Pedro dijo...

Hola, Hay una frase de Rem Koolhaas que que podria juntar ambas posiciones: "el arquitecto es un surfista sobre las olas".Hay que conocer el mar para no ahogarse. No son tiempos para ser un espectador pasivo: la credibilidad de la arquitectura esta en juego.

Saludos